Categories

Entrada publicada a:

jueves, 9 de mayo de 2019

Los Síndromes de Sensibilización Central más cerca del reconocimiento internacional

En Cataluña hay más de 250.000 personas diagnosticadas con Síndrome de Sensibilización Central (SCC). El reconocimiento como enfermedades de la Sensibilidad Química Múltiple y la Electrohipersensibilidad, que se incluyen en el Síndrome de Sensibilización Central, por parte de la OMS, permitiría unificar el diagnóstico y personalizar el tratamiento de cada una de ellas.

El Síndrome de Sensibilización Central incluye enfermedades como el Síndrome de Fatiga Crónica, la Fibromialgia, Sensibilidad Química Múltiple, Electrohipersensibilidad, Cefalea, entre otras.

El año 1989 la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció y codificó la Fibromialgia (FM) y el Síndrome de Fatiga Crónica y la comunidad científica estableció los criterios de la enfermedad incluyéndolas en la Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD). La FM está clasificada en el ámbito de la Reumatología y el SFC en el de Neurología.

En los últimos 15 años han aparecido dos Síndromes de Sensibilización Central más: la Sensibilidad Química Múltiple (SQM) y Electrohipersensibilidad (EHS). Su incidencia es creciente y están muy asociadas con las otras dos Síndromes de Sensibilización Central. El SQM y el EHS aún no han tenido el reconocimiento de la OMS, pero sí el de algunos estados. En España desde 2014 se codificó la Sensibilidad Química Múltiple como una “alergia no específica”. La Electrohipersensibilidad (EHS), en cambio, no dispone por ahora ni de reconocimiento de la OMS ni tampoco de otros estados.

Desde el año 2016 el Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya dispone de un Plan de Actuación Común llamado Sensibilització Central. En el Hospital Clínic de Barcelona se coordina la atención de enfermedades de Sensibilización Central del Área de Barcelona-Esquerre (AISBE) como Unidad Hospitalaria especializada desde noviembre de 2017.

El hecho de disponer cada vez más de reconocimiento como enfermedades y estar codificadas a nivel internacional ayuda a poder concretar y homogeneizar los diagnósticos, así como tener un mejor enfoque terapéutico de cada enfermedad.

Comparte esta entrada

  • Delicious
  • Facebook
  • Twitter
  • email
  • LinkedIn
  • StumbleUpon

    Los comentarios están cerrados.