jueves, 4 de abril de 2019

Demuestran el potencial de una nueva terapia biológica en hidatidosis secundaria

Investigadores del Hospital Clínic – IDIBAPS demuestran que la infusión de formas solubles de dos proteínas linfocitarias, CD5 y CD6, tiene efectos beneficiosos en hidatidosis secundaria, una enfermedad parasitaria muy frecuente en zonas rurales de todo el mundo. La enfermedad se adquiere por contacto con perros infectados o ingesta de  alimentos de origen vacuno, ovino o porcino contaminados. El estudio, realizado en ratones y publicado en la revista PLoS Neglected Tropical Diseases, lo han coordinado el Dr. Francisco Lozano, Jefe del equipo IDIBAPS sobre Immunoreceptores del sistema innato y adaptativo y Consultor Sénior del Servicio de Inmunología del Clínic, y el Dr. Gustavo Mourglia-Ettlin, docente e investigador de la Facultad de Química de la Universidad de la República (Montevideo – Uruguay).

La hidatidosis o equinococosis quística es una infestación crónica provocada por larvas del gusano Echinococcus granulosus que genera la aparición de quistes parasitarios en diferentes órganos como el hígado, el pulmón o el cerebro. Uno de los principales riesgos de la enfermedad es la fisura de los quistes, que permite la liberación de parásitos presentes en su interior fomentando la generación de nuevas larvas (hidatidosis secundaria) o provocando reacciones alérgicas graves (shock anafiláctico).

Las opciones terapéuticas actuales incluyen la administración de fármacos antiparasitarios de escasa eficacia y alta toxicidad, así como la extirpación quirúrgica de los quistes de los órganos afectados. Durante la intervención se pueden producir fisuras en los quistes con lo cual las larvas que contienen pueden liberarse y provocar un cuadro de hidatidosis secundaria.

En el estudio publicado en PLoS Neglected Tropical Diseases los investigadores han demostrado que los receptores CD5 y CD6 de los linfocitos son capaces de unirse a los protoscóleces, la forma responsable de la hidatidosis secundaria, bloqueando así el proceso infeccioso. “Al administrar estas dos proteínas en su forma soluble a ratones infectados, se produce un efecto beneficioso: disminuye el porcentaje de ratones infectados, disminuye el tamaño de los quistes y disminuye, también, el número de quistes”, explica Francisco Lozano.

Los investigadores plantean, como nueva estrategia terapéutica, realizar un lavado o infusión peritoneal con las proteínas solubles inmediatamente después de la intervención quirúrgica. Esta estrategia podría disminuir de forma significativa el potencial desarrollo de nuevos quistes secundarios. “Ahora se dan antiparasitarios tóxicos y poco eficaces. Estas proteínas que nosotros proponemos utilizar son de origen humano y carentes de efectos indeseables”, señala el Dr. Lozano. “El nuevo tratamiento es una especie de inmunoterapia utilizando proteínas capaces de reconocer al parásito haciendo que la infección no progrese”, concluye.

Referencia del artículo:

The ectodomains of the lymphocyte scavenger receptors CD5 and CD6 interact with tegumental antigens from Echinococcus granulosus sensu lato and protect mice against secondary cystic echinococcosis.
Mourglia-Ettlin G, Miles S, Velasco-De-Andrés M, Armiger-Borràs N, Cucher M, Dematteis S, Lozano F.
PLoS Negl Trop Dis. 2018 Nov 30;12(11):e0006891. doi: 10.1371/journal.pntd.0006891. eCollection 2018 Nov.

Comparte esta entrada

  • Delicious
  • Facebook
  • Twitter
  • email
  • LinkedIn
  • StumbleUpon

    Los comentarios están cerrados.