Categories

Entrada publicada a:

martes, 20 de noviembre de 2018

El Clínic celebra la Semana de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal y proporciona claves para mejorar la calidad de vida de los pacientes

Del 19 al 21 de noviembre, del Hospital Clínic de Barcelona acoge la Semana de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal. Se trata de unas jornadas en las que se revisan temas de interés práctico para los pacientes y los últimos avances en investigación en el ámbito de la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. Las jornadas las organiza la Unidad de Enfermedad Inflamatoria intestinal, dirigida por el Dr. Julià Panés, y la Asociación de Crohn y Colitis Ulcerosa de Cataluña (ACCU).

La Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) engloba dos entidades, la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn. Ambas son enfermedades inflamatorias del tubo digestivo –colon y/o intestino- que se presentan en forma de brotes y que provocan lesiones crónicas en el tracto intestinal del paciente. Suelen afectar a personas jóvenes, de entre 16 y 30 años, aunque también se diagnostica en personas de edad más avanzada y en la edad pediátrica. En Cataluña hay 9.700 pacientes con enfermedad de Crohn y 10.200 con colitis ulcerosa. Además de los efectos gastrointestinales, la EII provoca deterioro de la calidad de vida de los pacientes, por su gran impacto físico y psicológico.

El Clínic cuenta con una unidad especializada desde hace más de 20 años

La Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) del Hospital Clínic atiende a más de 2.500 pacientes, siendo la de mayor volumen en España. La unidad es el centro de referencia a nivel nacional e internacional y tiene amplia experiencia en el manejo de pacientes complejos, tanto en cuanto a valoraciones diagnósticas, como el tratamiento de pacientes con enfermedad compleja o refractaria.

La Unidad de EII del Clínic es la que cuenta con una mayor experiencia a nivel mundial en terapias celulares para la enfermedad, como es el caso del trasplante autólogo de células madre hematopoyéticas para el tratamiento de la enfermedad de Crohn refractaria.

También ha sido una unidad pionera en la utilización de células madre mesenquimales para el tratamiento de fístulas en la enfermedad de Crohn. “Este tratamiento hace que en el 50% de los pacientes se logre el cierre completo de las lesiones, incluso en casos de fracaso previo de todas las alternativas terapéuticas disponibles“, explica Julián Panés. “A lo largo de 2019 estarán disponibles nuevos tratamientos para la enfermedad inflamatoria intestinal, entre ellos esta terapia celular. La aprobación de este tratamiento se basa en el estudio coordinado por la Unidad y publicado en la revista The Lancet hace dos años “, añade.

Informar a los pacientes de los últimos avances en la enfermedad

La Unidad de EII del Clínic organiza desde hace 15 años jornadas para explicar los últimos avances en tratamientos o técnicas diagnósticas. El objetivo es mantener informados a los pacientes de la Unidad de las novedades en el abordaje de la enfermedad y ofrecer pautas para convivir mejor con ella, e informarles de los resultados de los estudios en los que muchos de ellos han participado.

En esta ocasión se trata de tres jornadas consecutivas con charlas agrupadas según la temática impartidas por profesionales de la Unidad y que cuentan con el testimonio de pacientes que explican su experiencia con la enfermedad.

La primera jornada, celebrada ayer, se centró en los nuevos tratamientos disponibles, tanto fármacos como las terapias celulares. La segunda, tratará los hábitos de vida saludables y lo importante que es la dieta en el control de la enfermedad. En la tercera jornada, se hablará de la enfermedad inflamatoria intestinal en la infancia y el embarazo y del riesgo de transmisión de la enfermedad a los hijos.

De forma paralela, en el marco de la semana y para dar visibilidad a la enfermedad, se ha inaugurado en el Hospital Clínic la exposición “De váter en váter”, de Martí Fradera Bohera, fotógrafo y paciente de la Unidad de enfermedad Inflamatoria Intestinal del hospital. Se trata de una serie de autorretratos para mostrar uno de los problemas que más angustia a las personas con la enfermedad: la necesidad continua, y a veces imprevisible, de ir al baño. El fotógrafo enseña su rutina sin eufemismos e invita a observar, desde su punto de vista, lo que significa convivir día a día con la enfermedad de Crohn.

Programa completo de la jornada en este enlace.

Comparte esta entrada

  • Delicious
  • Facebook
  • Twitter
  • email
  • LinkedIn
  • StumbleUpon

    Los comentarios están cerrados.