Categories

Entrada publicada a:

martes, 20 de marzo de 2018

El Clínic pone en marcha un Hospital de Día para madres con trastornos mentales que acaban de tener un hijo

El Hospital Clínic de Barcelona dispone de un nuevo Hospital de Día Madre-Bebé para madres con trastornos mentales que acaban de tener un hijo. El centro, pionero en el Estado y alineado con las recomendaciones internacionales, ha sido impulsado por el Departament de Salut. Está situado en el recinto de la Maternidad y forma parte de la nueva Unidad de Salud Mental Perinatal del Clínic, coordinada por la Dra. Lluïsa García-Esteve, que desde el año 2000 dispone de un programa específico de psiquiatría y psicología perinatal. Esta mañana, el director del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), David Elvira, la ha visitado.

Uno de los objetivos de este nuevo Hospital de Día Madre-Bebé es el de asegurar, en un espacio terapéutico confortable, la continuidad de la atención de la madre y del bebé, que favorezca el vínculo y el cuidado.

Se estima que una de cada cuatro mujeres embarazadas podría sufrir un trastorno mental y que el 4% de estos trastornos será grave o complejo. En el posparto, una de cada diez madres sufrirá depresión y una de cada mil presentará psicosis posparto, una enfermedad aguda y grave que requiere ingreso hospitalario. Las madres con patologías mentales previas, especialmente con trastorno bipolar y trastornos depresivos, tienen un alto riesgo de descompensación en los primeros meses posparto. Los problemas de salud mental en el período perinatal pueden asociarse a más dificultades en el funcionamiento social y personal, de manera que quede afectada la capacidad de cuidado de la mujer tanto de ella misma como del bebé.

El objetivo de esta Unidad de Salud Mental Perinatal del Clínic es mejorar la prevención, la detección y la intervención de los trastornos mentales graves mediante el uso de tratamientos especializados en las patologías mentales perinatales. Por ello, se elabora un programa individual adecuado a las necesidades de cada mujer y bebé, tanto durante el embarazo como en los primeros doce meses del niño. Los tratamientos se basan en intervenciones que favorecen la lactancia materna, la interacción entre la madre y el bebé, la crianza respetuosa y positiva, así como la incorporación progresiva a lo cotidiano, fomentando el vínculo con la comunidad y la familia. La identificación de madres y recién nacidos de riesgo durante el embarazo y el postparto permite la prevención primaria y secundaria de enfermedades mentales maternas y de las consecuencias adversas en el neurodesarrollo de los bebés.

La Unidad de Salud Mental Perinatal, pionera en Cataluña y en el conjunto del Estado, dispone de profesionales de psiquiatría, psicología de adultos e infantil, trabajo social y enfermería, siguiendo las directrices de las guías internacionales.

Hospital de Día Madre-Bebé

El Hospital de Día Madre-Bebé es un recurso terapéutico, voluntario, que ofrece terapias intensivas y específicas durante el año siguiente al parto y que evita el efecto que tiene el hecho de separar la madre del bebé y facilitar que la madre siga amamantando y cuidando del bebé de forma supervisada, acompañada y asistida.

El Hospital de Día dispone de 10 plazas para madres y 10-12 bebés con una estancia aproximada de tres meses. Con el fin de atender el mayor número de madres y adecuar los horarios a las diferentes necesidades, la estancia puede ser parcial o completa, lo que amplía la oferta hasta 15-18 plazas. Se calcula que, anualmente, se podrá atender a 50-60 madres y sus bebés. El Hospital de Día cuenta con el apoyo del programa específico de psiquiatría y psicología perinatal, en el que se atienden anualmente a unas trescientas mujeres a lo largo del período perinatal.

El centro ofrece evaluación diagnóstica y atención tanto individualizada como grupal, y dispone de programas específicos para favorecer los procesos de mejora, tales como la depresión posparto, la bipolaridad y la psicosis puerperal, así como otras patologías mentales con alteración del vínculo. De manera conjunta con la madre se valoran los riesgos y beneficios de diferentes opciones terapéuticas, incluyendo los tratamientos psicofarmacológicos compatibles con la lactancia materna. Las madres y los bebés también pueden realizar actividades relacionadas con la lactancia materna y el cuidado del bebé, el masaje infantil, la educación para la salud en ámbitos como la nutrición, la higiene o los hábitos de sueño. Por otra parte, el Hospital de Día también desarrolla diagnósticos y pruebas de evaluación para identificar bebés de riesgo y signos precoces de alteraciones en el neurodesarrollo.

Comparte esta entrada

  • Delicious
  • Facebook
  • Twitter
  • email
  • LinkedIn
  • StumbleUpon

    Los comentarios están cerrados.