Categories

Entrada publicada a:

viernes, 7 de abril de 2017

El Clínic realiza la primera reparación percutánea de la válvula tricúspide en el ámbito español

El Hospital Clínic de Barcelona, en línea con su compromiso con la excelencia y la innovación, ha llevado a cabo por primera vez en el ámbito español un  procedimiento de reparación percutánea de la válvula cardíaca tricúspide. A principios de 2017, el equipo multidisciplinar compuesto por cardiólogos intervencionistas (Dr. Xavier Freixa, Dr. Manel Sabaté, Dr. Ander Regueiro), cardiólogos especialistas en imagen (Dra. Marta Sitges, Dra. Laura Sanchís, Dr. Carles Paré), anestesistas (Dra. Irene Rovira) y enfermería especializada en hemodinámica (Montse Pardo, Daniel Cánovas, Jorge Gil, Teresa Espinosa), realizó el screening y el implante de dos clips en posición tricúspide, consiguiendo una reducción muy significativa de la insuficiencia de esta válvula cardíaca . Con esta técnica mínimamente invasiva se posibilita tratar pacientes de alto riesgo quirúrgico.

La válvula tricúspide es uno de los principales focos del futuro intervencionismo cardiológico mínimamente invasivo. La insuficiencia tricuspídea severa se relaciona con un mal pronóstico clínico, y su tratamiento quirúrgico aislado se asocia a una alta mortalidad. En 2016 se llevó a cabo la primera reparación tricuspídea con el sistema Mitraclip, y desde entonces se han practicado un número limitado de implantes en centros de excelencia europeos y americanos, con resultados iniciales prometedores.

La intervención realizada por el equipo del Clínic se realiza a través de la vena femoral, con una incisión de menos de 1 cm y sin herida quirúrgica. Se introduce un catéter por este medio hasta la aurícula derecha del corazón. A través del catéter se introducen posteriormente uno o más clips que permiten mejorar el cierre de los velos que conforman la válvula tricúspide, de forma que se reduce la regurgitación valvular.

El control clínico y ecocardiográfico a los 2 meses de la intervención ha confirmado una mejoría sintomática, con reducción del ahogo y los edemas, así como una reducción mantenida de la insuficiencia de la válvula.

 

Comparte esta entrada

  • Delicious
  • Facebook
  • Twitter
  • email
  • LinkedIn
  • StumbleUpon

    Los comentarios están cerrados.