lunes, 27 de julio de 2015

Empieza el ensayo clínico de una nueva técnica para tratar la Esclerosis Múltiple y la Neuromielitis Óptica

La Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) ha aprobado el ensayo clínico en humanos de la terapia Antígeno Específica con células dendríticas, una técnica pionera a nivel mundial para tratar la Esclerosis Múltiple (EM) y la Neuromielitis Óptica (NMO) de forma más eficaz y con menos efectos secundarios. El ensayo está coordinado por el Dr. Pablo Villoslada, jefe del grupo IDIBAPS Patogenética y nuevas terapias en Esclerosis Múltiple y el Dr. Daniel Benítez, investigador del equipo IDIBAPS Enfermedad inflamatoria intestinal, dirigido por el Hospital Clínic e impulsado por la Fundación Grupo de Afectados de Esclerosis Múltiple (GAEM) y la Obra Social “la Caixa”.

La EM es una enfermedad degenerativa, crónica e inflamatoria del sistema nervioso central, que destruye la sustancia protectora (mielina) de las fibras nerviosas y que afecta a personas jóvenes (20-40 años). El proceso inflamatorio provoca episodios transitorios de disfunción neurológica, o brotes, pero con el tiempo la enfermedad se convierte en un proceso neurodegenerativo que conlleva un aumento progresivo de la discapacidad. En la actualidad no existen terapias para curar esta enfermedad y los tratamientos existentes tienen numerosos efectos secundarios y sólo son eficaces en las fases iniciales. La NMO, por su parte, es una enfermedad demielinizante que se caracteriza por brotes de neuritis óptica, que pueden causar ceguera, o de mielitis, que pueden provocar paraplejia. Su incidencia es menor pero es más grave que la EM.

Novedades de la terapia Antígeno Específica con células dendríticas

La terapia Antígeno Específica con células dendríticas supone un gran progreso en la investigación de la EM y la NMO. Este tipo de terapia la desarrolló la Unidad de Digestivo del Hospital Clínic, encabezada por el Dr. Julià Panés, que en 2011 realizó un ensayo clínico en pacientes con la Enfermedad de Crohn, una enfermedad también autoinmune, con buenos resultados. Esta técnica modula las defensas del paciente de forma específica y selectiva para frenar la inflamación que causan las dos patologías sin alterar el resto de defensas. El tratamiento consiste en aislar y madurar en el laboratorio (sala blanca) un tipo de glóbulos blancos de la sangre, las células dendríticas, y enfrentarlas a porciones de proteínas de la mielina y de los astrocitos contra los que el sistema inmune de los pacientes reacciona de forma patológica. La maduración de estas células las dirige a que supriman la respuesta inflamatoria en vez de promoverla.

Esta investigación parte de una decisión conjunta entre GAEM y los investigadores del IDIBAPS y el Hospital Clínic de Barcelona, liderados por el Dr. Pablo Villoslada y el Dr. Daniel Benítez y se fundamenta en la experimentación en un modelo animal de encefalitis autoinmune, en el que ya se han obtenido resultados positivos para el tratamiento de la EM y la NMO. La Obra Social “la Caixa” es la entidad que financia la investigación con una aportación de 875.000 euros.

Este mismo mes de julio se empezará el ensayo clínico con 12 pacientes de EM y NMO para demostrar la eficacia y la seguridad de la terapia y los investigadores prevén finalizar el estudio a finales de 2015. En el caso de cumplir con todas las expectativas será necesario realizar nuevos ensayos en el ámbito europeo y se espera que a mediados de 2018 pueda ya se pueda aplicar en este tipo de enfermedades.

El desarrollo de esta investigación, no sólo supone un gran avance para estas enfermedades, sino que se espera conseguir resultados significativos en humanos para que pueda aplicarse a otras enfermedades autoinmunes y reumatológicas, como las encefalitis autoinmunes, la artritis reumatoide o la psoriasis.

Comparte esta entrada

  • Delicious
  • Facebook
  • Twitter
  • email
  • LinkedIn
  • StumbleUpon

    Los comentarios están cerrados.