lunes, 24 de marzo de 2014

24 de marzo de 2014: la tuberculosis, una enfermedad epidémica que erradicar

Un 24 de marzo, concretamente el de 1882, el Dr. Robert Koch anunciaba a la comunidad científica el descubrimiento del agente de la tuberculosis, el Mycobacterium tuberculosis, también denominado desde entonces el bacilo de Koch. La tuberculosis (TBC), también conocida como consunción, tisis o plaga blanca, entre otras denominaciones, se extendía rápidamente en aquellos tiempos por todo el mundo, dejando tras de sí un gran número de enfermos, discapacitados y muertos. Una de cada siete personas moría de tuberculosis a finales del s. XIX. El descubrimiento del Dr. Koch significó el punto de inflexión en la hasta entonces desigual lucha contra esta enfermedad infecciosa, que hasta mediados del siglo XX no tuvo un tratamiento realmente efectivo, con la estreptomicina y después la isoniacida.

Hoy en día, a pesar de los enormes avances habidos en la erradicación de la TBC, se producen en todo el mundo más de ocho millones de nuevos casos y casi un millón y medio de muertos, principamente en países en vías de desarrollo. Así pues, todavía hoy, la TBC es la enfermedad infecciosa curable que causa la muerte a más personas. Pero, ¿qué es la tuberculosis?

La enfermedad

La TBC es una enfermedad infecciosa producida por un bacilo que afecta principalmente los pulmones y que puede afectar también cualquier otra parte del organismo. La única tuberculosis contagiosa es la pulmonar, y se transmite a otras personas por medio aéreo, al estornudar, toser o escupir gotitas infecciosas la persona enferma. Normalmente exige un contacto estrecho prolongado con un caso infeccioso. Actualmente, la TBC se puede curar con una combinación de antibióticos específicos, en un tratamiento que se ha de seguir como mínimo durante seis meses.

Las personas infectadas por el bacilo tuberculoso tienen un riesgo de enfermar de tuberculosis en un 10%. No obstante, este riesgo es mucho mayor para las personas con el sistema inmunitario dañado, como es el caso de los enfermos por infección del VIH, desnutrición o diabetes, y también entre los consumidores de tabaco.

La TBC en la actualidad

La TBC dista mucho de estar erradicada. Un informe de la OMS de 2013 muestra que, cada año, los sistemas sanitarios dejan de identificar unos tres millones de personas con  TBC, en una situación que se ha dado durante los últimos 6 años. Y se calcula que una tercera parte de la población mundial tiene tuberculosis latente, es decir, está infectada por el bacilo pere no ha enfermado ni puede transmitir la infección. La TBC continúa sin diagnosticarse correctamente, sobre todo en los países en vías de desarrollo, debido a las dificultades en acceder al sistema sanitario, mientras que en los países occidentales la incidencia ha disminuido considerablemente desde principios del s. XIX.

La tuberculosis es la segunda causa mundial de mortalidad, después del sida, causada por un agente infeccioso. Más del  95% de las muertes se producen en países pobres y en vías de desarrollo, y las más afectadas son las comunidades pobres y los grupos más vulnerables. En mujeres, la tuberculosis es una de las tres principales causas de muerte entre los 15 y 44 años. En niños, en 2012 hubo 500.000 casos, 74.000 de ellos mortales.

Es por ello que se celebra el Día Mundial de la Tuberculosis cada 24 de marzo, en conmemoración del día en que el Dr. Koch anunció su gran descubrimento: para conscienciar sobre la existencia, aún hoy día, de una epidemia mundial de TBC, y para hacer un llamamiento a aunar esfuerzos para encontrar, tratar y curar a todas las personas con  TBD, de forma que se consiga, como es el propósito de la OMS para el 2050, la total erradicación de esta enfermedad infecciosa. Este es, precisamente, el lema del Día Mundial de la TBC de 2014: “Detectemos la tuberculosis. Tratemos la tuberculosis y trabajemos juntos para eliminarla“.

La TBC en Cataluña

En Cataluña, el año 2012 hubo 1.228 casos de TBC, 16 casos por cada 100.000 habitantes, la tasa más baja observada en los últimos 23 años. Pero la TBC pulmonar todavía se sigue diagnosticando con mucho retraso;  por eso se aconseja la conveniencia de consultar a los profesionales de la salud cuando se presente tos persistente durante más de quince días o se haya estado en contacto con un enfermo tuberculoso.

La Unidad de Investigación en Tuberculosis de Barcelona, UITB, dependiente del Institut Català de la Salut, tiene como objetivo la producción de conocimiento científico de relevancia sobre el control, diagnóstico, tratamiento y prevención de la TBC. Está participada por diversos centros asistenciales, entre ellos el Hospital Clínic de Barcelona, con la Dra. Anna Vilella y el Dr. Antoni Trilla, epidemiólogos, y el Dr. Josep M. Miró, del Servicio de Enfermedades Infecciosas, siendo este último el coordinador del aspecto clínico de la Unitat. La UITB pone a disposición de la ciudadanía, a través de su web,  información sobre la tuberculosis, con documentación y recomendaciones.

También el Canal Salut  de la Generalidad de Cataluña pone al alcance de todos documentación, enlaces de interés, información sobre centros de prevención y material divulgativo en diferentes idiomas, como el tríptico que ilustra este artículo.

Comparte esta entrada

  • Delicious
  • Facebook
  • Twitter
  • email
  • LinkedIn
  • StumbleUpon

    Los comentarios están cerrados.