viernes, 9 de noviembre de 2012

La sala de la Unidad de Recuperación Post-Anestesia se vuelve a poner en marcha totalmente remodelada

vista de la nueva URPA

La Unidad de Reanimación Post Anestesia, URPA, que hasta ahora llevaba a cabo su actividad asistencial en las instalaciones de la Unidad de Cuidados Intensivos Quirúrgicos (UCI quirúrgica), se trasladó a principios de noviembre a su ubicación natural, escala 6 planta 3 del hospital, al terminar las obras de re-adecuación de espacios y actualización de las instalaciones que coordinó la Dirección de Infraestructuras, dentro del proyecto de actualización del área quirúrgica que hay entre los pabellones 4 y 6 del hospital.

Vista del control de EnfermeríaLas obras, que comenzaron el pasado mes de abril, han representado una mejora importante en la gestión de los espacios disponibles, que han aumentado gracias a la eliminación del antiguo pasillo de tránsito que comunicaban los quirófanos 7 a 9 y en la centralización en uno solo de los dos controles de enfermería antes existentes. Con estas intervenciones se ha podido aumentar el número de boxes, que han pasado de los 18 ya existentes a 24, se ha conseguido una mejor integración con los quirófanos existentes y se ha creado en general un área amplia, agradable, que “respira “visualmente y que es fácilmente controlable por parte de los profesionales asistenciales gracias a la desaparición de cualquier tropiezo arquitectónico. Otra novedad es la instalación junto a los quirófanos de un nuevo montacargas que evita el cruce entre las zonas limpias (estériles) y sucias. Toda esta racionalización de los espacios ha llevado a cabo en vistas a facilitar futuras reorganizaciones asistenciales, y representa un aumento en la seguridad en los cuidados de los pacientes.

Novedades técnicas destacables

detalles de los tótems retroiluminadosEl Hospital Clínic es el primer hospital en disfrutar de la instalación de unos tótems numeradores ante cada box, formados por unas cajas retroiluminadas con un sistema de LEDs llamados RGB (Red, Green, Blue) que posibilitan cambiar a voluntad el color de la lámpara desde un sistema de control instalado en el mostrador de enfermería. Cada uno de los tótems contiene, además, un brazo de apoyo donde se puede conectar un ordenador portátil, de forma que se puede hacer el seguimiento informático de los pacientes desde una distancia idónea.

Otro elemento a destacar de las nuevas instalaciones son las separaciones entre box a base de tres módulos de vidrio, los cuales muestran una parte central horizontal traslúcido a la altura de las camas de los boxes, de forma que mantienen la intimidad entre los pacientes mientras que permite al mismo tiempo a los médicos y enfermeras controlar visualmente toda la zona. Estos separadores tienen un tirador que los tira hasta quedar alineados siguiendo unas guías instaladas en el suelo, formando de esta forma, en caso de que se requiera, una cortina de vidrio que separa cada box.

detalle de los módulos de separación en cristal y de las cabeceras de los boxesEn cada uno de los 24 boxes se ha instalado un cabezal integrado a base de rieles de pared que muestra separadas la columna seca de la columna húmeda, y un sistema de luz indirecta de pared en la parte superior y también a nivel del suelo , a base de luces LED. La luz superior, que se utiliza para las exploraciones médicas, imita la luz natural de forma agradable, mientras que la lámpara LED regulable inferior, situado debajo de la cama del box, ofrece una visibilidad suficiente al equipo asistencial sin necesidad de molestar el paciente, especialmente de noche.

Como sistema de seguridad y en beneficio de los pacientes, la entrada-limitada a personal de Bloque Quirúrgico-a la Unidad la conforma una puerta que se abre mediante un sistema biométrico. Al mismo tiempo, y para mantener al máximo la desinfección, la Unidad disfruta de un sistema de climatización automática con filtro de aire tipo HEPA, se ha habilitado un local técnico externo a la zona limpia y se ha instalado lat un lavamanos en los extremos la sala y al control. En total, se han colocado cuatro lavamanos en toda el área.

En el nuevo local técnico se concentran los cuadros eléctricos, las conexiones de los grupos electrógenos, los vigilantes de aislamiento eléctrico (alarmas) y un SAI que garantiza el alumbrado de los boxes, además del servicio informático y el servicio vital asistencial por caso de interrupciones del suministro eléctrico.

Uso de los colores y las texturas

En la nueva URPA ha combinado el uso de las texturas de los materiales-todos ellos limpios-y los colores, para conseguir, sin necesitar elementos arquitectónicos, una separación visual entre las diversas zonas de la Unidad y una mejor ambientación de cara a los pacientes. Es el caso del suelo, donde se emplean diferentes matices del gris para separar la zona de boxes de la del pasillo central, y la predominancia del azul y blanco como colores sedantes. A este uso del color se debe añadir el comentado anteriormente de cambios en la ambientación mediante la utilización de los diferentes matices de color que proporcionan los nuevos tótems.

Comparte esta entrada

  • Delicious
  • Facebook
  • Twitter
  • email
  • LinkedIn
  • StumbleUpon

    Los comentarios están cerrados.