lunes, 11 de junio de 2012

El abordaje multidisciplinar de la enfermedad inflamatoria intestinal es clave para que el paciente reciba una atención personalizada y de calidad

Reunión ACCU
Pacientes de la Asociación de Enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa de Cataluña (ACCU Cataluña) y especialistas de la Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) del Hospital Clínic de Barcelona se han reunido en Barcelona con el objetivo de aunar esfuerzos y avanzar juntos hacia la medicina personalizada, con el apoyo de la Federación Europea de Asociaciones de Crohn y Colitis Ulcerosa (EFCCA) y Abbott. Uno de los principales objetivos marcados en el encuentro ha sido el de recalcar la importancia de la comunicación entre médico y paciente para un mejor abordaje de la enfermedad inflamatoria intestinal.

Profesionales sanitarios del Hospital Clínic han abordado los avances sobre la patología desde distintas áreas temáticas, tales como: la atención médica en una Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal y las ventajas del conocimiento multidisciplinar, las causas de la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa o las nuevas técnicas de diagnóstico (resonancia o colonoscopia) y los avances terapéuticos; otros temas de interés tratados durante el encuentro se han basado en la terapia con células madre, el riesgo de cáncer en la Enfermedad Inflamatoria Intestinal y la prevención de los efectos adversos (principalmente el riesgo de padecer infecciones), entre otros.

Avanzando juntos hacia la medicina personalizada

En esta reunión, bajo el lema “Avanzando juntos hacia la medicina personalizada” que se ha celebrado en el Hotel Fira Palace, se ha puesto de relieve la importancia de concentrar la atención de los pacientes en Unidades de Enfermedad Inflamatoria Intestinal altamente especializadas, como la del Hospital Clínic, que contribuyen de forma decisiva al conocimiento y el progreso de esta patología gracias a la participación de cada una de las áreas que interfieren en este tipo de unidades multidisciplinares. Mediante la puesta en marcha de estas unidades, se ha logrado una estrecha colaboración entre médicos y pacientes, cuya comunicación es indispensable y ayuda a tener un mayor grado de confianza con el fin de aplicar los mejores tratamientos personalizados para un mejor control de la enfermedad.

Durante su intervención, el doctor Julián Panés, del Servicio de Gastroenterología del Hospital Clínic de Barcelona, ha explicado que, “en los últimos años, la unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) de nuestro hospital ha contribuido a desarrollar e implementar la utilización de la resonancia magnética para evaluar la actividad de la enfermedad de Crohn y detectar precozmente posibles complicaciones asociadas a la enfermedad”. Según el doctor, “esto comporta para el paciente, no solo una mayor comodidad al evitar la colonoscopia, sino también un mejor diagnóstico, ya que la resonancia es superior a la colonoscopia a la hora de detectar las complicaciones”. Y, ha añadido, “por tanto, debemos demostrar, primero, cuál es la situación del paciente, si los síntomas corresponden o no a la actividad de la enfermedad y, a partir de ese momento, establecer un plan de tratamiento personalizado para cada paciente”.

En su intervención como presidente de la Asociación de Enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa de Cataluña, ACCU Cataluña, Manel Rivero ha recalcado que, “después del diagnóstico, el paciente se encuentra en una situación de desinformación y de desánimo en la que necesita saber y, que otros enfermos diagnosticados con anterioridad, le faciliten información y apoyo, lo que complementa la ayuda de los facultativos”. Antes de finalizar su charla, Rivero ha querido destacar el papel fundamental de las Unidades de EII aclarando que, “los profesionales que las componen están implicados totalmente en el estudio y tratamiento de las EII y nosotros, como pacientes, sabemos que podemos acudir a ellos en cualquier momento”. Sus últimas palabras se han centrado en que, “la mayoría de hospitales de nuestro país carecen de los equipos especializados, y este es nuestro gran objetivo: crear y potenciar las unidades de atención al paciente de EII”.

La necesidad de un abordaje multidisciplinar de la EII

En relación a la ponencia sobre la atención médica en una Unidad de EII a través del abordaje multidisciplinar, el doctor Panés asegura que, “el abordaje de la EII, tanto de la enfermedad de Crohn como de la colitis ulcerosa, hace necesaria la contribución y la colaboración entre distintas áreas de conocimiento”. El gastroenterólogo solo representa una parte, pero le acompañan con igual importancia el endoscopista, el radiólogo que elabora un mapa exacto de la situación de las lesiones y de las complicaciones y el patólogo que examina las biopsias. Por tanto, concluye el doctor, “únicamente a través de la combinación de las distintas áreas de conocimiento, podemos ofrecer a nuestros pacientes una atención clínica de excelencia, garantizar una atención personalizada y muy cualificada así como asistencia de calidad”.

“Se calcula que, en Cataluña, somos unos 12.500 pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal” afirma Rivero, y explica que, “por ello, necesitamos que los diagnósticos sean más precisos y que no se pase al paciente por los diferentes departamentos médicos para evitar el retraso en el diagnóstico en detrimento de nuestra calidad de vida”.

Sobre la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII)

La Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) engloba un conjunto de enfermedades inflamatorias, enfermedad de Crohn, Colitis Ulcerosa y Colitis Indeterminada, que son autoinmunes y crónicas. Estas enfermedades provocan lesiones en el tracto intestinal del paciente de forma crónica. La EII está causada por el sistema inmunitario que ataca las células del propio organismo. El sistema inmunitario se convierte en el agresor y ataca a órganos del cuerpo en vez de protegerlo, afectando al intestino.

Las EII afectan a más de 2,2 millones de personas en Europa. En España, son diagnosticados unos 2.000 nuevos casos al año; más de 15 de cada 100.000 españoles padecen enfermedad de Crohn y más de 10 de cada 100.000 padecen Colitis Ulcerosa.

Las EII ocasionan, además de los efectos gastrointestinales, una percepción muy baja de la calidad de vida de los pacientes, por su gran impacto físico y psicológico.

Comparte esta entrada

  • Delicious
  • Facebook
  • Twitter
  • email
  • LinkedIn
  • StumbleUpon

    Los comentarios están cerrados.