miércoles, 15 de septiembre de 2010

La neuroimagen identifica los pacientes con trastornos del sueño REM que sufrirán la enfermedad de Parkinson

zzzzzz

El trastorno de conducta del sueño REM es un marcador precoz de enfermedades neurodegenerativas. Así lo demostró la Unidad Multidisciplinar de Trastornos del Sueño del Hospital Clínic, en un artículo publicado en 2006. Un nuevo trabajo publicado en Lancet Neurology, y encabezado por el mismo equipo, aplica técnicas de neuroimagen para identificar los pacientes con trastorno de conducta del sueño REM que desarrollarán una enfermedad neurodegenerativa a corto plazo. Ambos trabajos tienen como primer firmante al Dr. Àlex Iranzo, médico del Servicio de Neurología del Hospital Clínic de Barcelona, investigador del IDIBAPS y miembro de la Unidad Multidisciplinar de Trastornos del Sueño. El estudio se ha hecho en el marco del CIBER de Enfermedades Neurogenerativas (CIBERNED), y ha contado con la colaboración del Departamento de Neurología de la Innsbruck Medical University (Austria).

Dr. Àlex IranzoUno de los retos de la medicina actual es diagnosticar las enfermedades antes de que éstas se manifiesten clínicamente con síntomas como el temblor o la demencia. Las enfermedades neurodegenerativas se inician en períodos latentes, durante los cuales las células degeneran pero aún no llegan a manifestar síntomas clínicos. Sin embargo, el proceso degenerativo va avanzando y tienen lugar cambios neuropatológicos en el sistema nervioso. Los nuevos datos aportados por investigadores del Hospital Clínic – IDIBAPS publicados en Lancet Neurology permiten identificar la enfermedad durante las fases pre-clínicas en pacientes con trastorno de conducta del sueño REM.

En el trabajo anterior del mismo equipo, el 45% de pacientes estudiados habían desarrollado una enfermedad neurodegenerativa cinco años después de diagnosticarlos el trastorno del sueño. Todos ellos eran mayores de 60 años con trastorno de conducta del sueño REM que manifestaban en forma de pesadillas durante las cuales gritaban, lloraban o se movían. El estudio publicado ahora va más allá y presenta el seguimiento de 43 nuevos pacientes durante 2 años y medio después de someterlos a pruebas de neuroimagen. La técnica 123I-FP-CIT SPECT permite identificar disfunciones en la dopamina estriatal, típica de la patología en la sustancia nigra del cerebro i que puede degenerar hacia Parkinson. La sonografía transcraneal identifica alteraciones estructurales en la sustancia nigra, como el aumento de hierro, antes de que el parkinsonismo llegue a expresarse clínicamente.

El trabajo describe como un 19% de los pacientes habían desarrollado una enfermedad neurodegenerativa durante los dos años y medio posteriores a las pruebas de neuroimagen. De éstos, 5 desarrollaron Parkinson, 2 Demencia con cuerpos de Lewy y 1 Atrofia multisistémica. Todos ellos pertenecían al grupo de 27 pacientes (62,8%) que presentaban una baja captación de FP-CIT en el SPECT y / o hiperecogenicitat en la sustancia nigra en la sonografía transcraneal. Es decir, ninguno de ellos había dado resultados normales en las pruebas de neuroimagen. Los pacientes con neuroimagen normal no padecían ninguna enfermedad neurológica tras el seguimiento de 2,5 años.

Los investigadores concluyen que las pruebas de neuroimagen permiten identificar los enfermos con trastorno de sueño REM que tienen un alto riesgo de desarrollar precozmente una enfermedad neurodegenerativa como el Parkinson. Esto permitirá conocer mejor el progreso de las enfermedades, probar fármacos que puedan modificar su curso e iniciar un tratamiento precoz llegado el momento del diagnóstico clínico.

Comparte esta entrada

  • Delicious
  • Facebook
  • Twitter
  • email
  • LinkedIn
  • StumbleUpon

    Los comentarios están cerrados.