Categories

Entrada publicada a:

miércoles, 28 de abril de 2010

Los hospitales Clínic y Sant Joan de Déu participan en un proyecto para la detección precoz de enfermedades metabólicas en niños marroquíes

De izquierda a derecha: Rodolfo Ramos, Magdalena Ugarte, Federico Mayor Zaragoza y José Luís Marín

El cribado en los neonatos -lo que se conoce como prueba del talón-, es obligatorio en España para dos patologías: la fenilcetonuria y el hipotiroidismo, ambas causantes, entre otras complicaciones, de retraso mental severo. Detectarlas a tiempo, cuando aún se encuentran en sus fases asintomáticas, significa eliminar casi al 100% sus graves secuelas. Sin embargo, a los neonatos de familias residentes en Nador (Marruecos), nacidos tanto en el Hospital Comarcal de Melilla como en el Hospital Hassani de Nador o en los hogares de pequeños poblados y aldeas de esta provincia marroquí, no se les realiza ninguna prueba para la detección y atención precoz de estas dos enfermedades.

A partir de ahora, y gracias a un proyecto de cooperación internacional promovido por el Centro de Iniciativas de Cooperación al Desarrollo (CICODE) de la Universidad de Granada (UGR) y en el que participan el Hospital Clínic de Barcelona y el Hospital Sant Joan de Déu, se podrá dar respuesta a esta situación en un inicio a los niños y niñas marroquíes nacidos en Melilla y residentes en la provincia de Nador. El objetivo final de este proyecto, que tiene una duración prevista de dos años, es facilitar la autonomía del Hospital Hassani de Nador a la hora de detectar y tratar a los recién nacidos con fenilcetonúria e hipotiroidismo congénito.

El proyecto se ha presentado esta mañana en el Campus Universitario de Melilla en el marco de la “Jornada Médico-sanitaria de Detección e Intervención Precoz de la Fenilcetonuria y del Hipotiroidismo”. El acto inaugural ha contado con la participación de Sebastián Sánchez, Delegado del Rector de la UGR; el Dr. Federico Mayor Zaragoza, presidente de la Fundación Cultura de Paz; el Sr. Gregorio Escobar, Delegado del Gobierno en Melilla; y los coordinadores del proyecto: el Dr. Rodolfo Ramos, de la Universidad de Granada en Melilla; la Dra. Magdalena Ugarte, de la Universidad Autónoma de Madrid; y el Dr. José Luis Marín, del Hospital Clínic de Barcelona.

Los graves efectos del hipotiroidismo neonatal no se producen si el diagnóstico y tratamiento se realiza con prontitud. En total, la estimación de la población potencial destinataria de este cribado neonatal en la zona descrita es de aproximadamente tres mil personas al año, distribuidas en mil nacimientos de niños extranjeros en Melilla y de dos mil en la provincia de Nador (500 en el Hospital Hassani y el resto en casas). En España la prevalencia de estas dos enfermedades es de 1/3000 (1/2500) para el hipotiroidismo y de 1/15000 para la fenilcetonuria (1/10000 aproximadamente si contabilizamos hiperfenilalaninemias y fenilcetonurias juntas), sin que existan estudios acerca de la incidencia de estas patologías en países árabes o magrebíes.

El Hospital Clínic de Barcelona, a través del Laboratorio de Cribado Neonatal del Centre de Diagnòstic Biomèdic, enviará al Hospital Comarcal de Melilla y al Hospital Hassani de Nador el material necesario para tomar las muestras biológicas a los recién nacidos marroquíes; una vez tomadas, serán devueltas al Clínic para determinar el diagnóstico de la fenilcetonuria y el hipotiroidismo congénito. Si se confirma la existencia de la enfermedad, se informa a los pediatras para iniciar el tratamiento farmacológico a los neonatos afectados. El proyecto incluye el seguimiento de todos los casos detectados en el cribado, y la formación de profesionales (neonatólogos, pediatras, y enfermeros) en la detección y atención precoz de ambas enfermedades: desde la extracción de la muestra hasta su análisis y posterior tratamiento.

El proyecto cuenta con la financiación del CICODE, de las empresas SHS Nutricia y Perkin Elmer, el Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos de España y el Hospital Clínic de Barcelona. También cuenta con la colaboración de la Facultad de Educación y Humanidades de la UGR, la Escuela de Enfermería de Melilla, el INGESA de Melilla, el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona y el Comarcal de Melilla, el Centro de Diagnóstico de Enfermedades Moleculares del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (CSIC- UAM), el Colegio Oficial de Psicólogos de Melilla y el Colegio de Médicos de Melilla. Además, el proyecto tiene el auspicio de la Asociación Española para el Estudio de los Errores Congénitos del Metabolismo (AECOM), del Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos de España y de la Sociedad Española de Bioquímica y Patología Molecular.

Comparte esta entrada

  • Delicious
  • Facebook
  • Twitter
  • email
  • LinkedIn
  • StumbleUpon

    Los comentarios están cerrados.