viernes, 19 de marzo de 2010

Drugs for Neglected Diseases initiative, CRESIB y Fundación Clínic de Barcelona aúnan esfuerzos en la investigación para luchar contra el Chagas

Drugs for Neglected Diseases initiative, CRESIB i Fundació Clínic de Barcelona uneixen esforços en la investigació per lluitar contra el Chagas

Más de ocho millones de personas, en América Central y del Sur, están infectadas con el parásito causante de la Enfermedad de Chagas y cada año, esta enfermedad, provoca la muerte de más de 14.000.  En estas regiones, la enfermedad de Chagas mata más gente que cualquier otra enfermedad parasitaria, aunque ya no es exclusiva de estas zonas puesto que hoy en día, a través de los movimientos migratorios, puede diagnosticarse en otras regiones de Australia, América del Norte, Japón y Europa. El lunes 15 de marzo tuvo lugar en Barcelona, la firma del convenio de colaboración entre la organización internacional Drugs for Neglected Diseases initiative (DNDi), a través de su Director Ejecutivo el Sr. Bernard Pècoul; el Centro de Investigación en Salud Internacional de Barcelona (CRESIB, Hospital Clínic-Universidad de Barcelona), a través de su director el Dr. Pedro L. Alonso; y la Fundación Clínic para la Investigación Biomédica (FCRB), a través de su gerente el Sr. Emili Bargalló. Este convenio permitirá potenciar y optimizar los recursos y esfuerzos en la investigación clínica de la enfermedad de Chagas, dirigidos a su mejora diagnóstica y a la obtención de tratamientos eficaces.

La enfermedad de Chagas constituye un problema de salud pública, no sólo en las áreas más pobres de América Latina, sino también en países como el nuestro, donde debido a los flujos migratorios ahora se diagnostica y se trata en una parte importante de la población. El causante de esta enfermedad es el parásito Trypanosoma cruzi, que se transmite a través de un insecto, un artrópodo conocido como vinchuca o chinche picuda. Esta enfermedad se caracteriza por tener una fase aguda; una fase llamada indeterminada, en la que los afectados no tienen síntomas específicos y que puede durar de 10 a 25 años; y una fase crónica que afecta a un 30-40% de los infectados, en la que se manifiestan las complicaciones cardíacas y/o digestivas de la enfermedad y que, si no se tratan, pueden empeorar llegando a provocar el fallecimiento de la persona. En la actualidad, únicamente se dispone de dos tratamientos para la Enfermedad de Chagas: nifurtimox y benznidazol. Descubiertos hace décadas, éstos son fármacos de eficacia limitada y poseen un escaso perfil de tolerancia en adultos. Por estas razones, el desarrollo de un nuevo y efectivo tratamiento constituye, hoy por hoy, una urgente necesidad en la lucha contra esta patología. DNDi, CRESIB y la Fundación Clínic trabajaran para establecer y fomentar proyectos de investigación conjuntos, armonizar procedimientos para apoyar la implementación y puesta en marcha de ensayos clínicos, y maximizar el impacto de los recursos y beneficios de ambas partes, compartiendo sus experiencias, estructuras y contactos, con el objetivo final de avanzar en la obtención de un tratamiento efectivo para la Enfermedad de Chagas.

El CRESIB es una institución de referencia en investigación de la Enfermedad de Chagas que, a través de la Fundació Clínic para la investigación biomèdica y bajo el liderazgo del Dr. Joaquim Gascon, impulsó el pasado año la creación de un centro especializado de atención al adulto con esta patología en Cochabamba (Bolívia). Esta iniciativa se enmarca en un proyecto de cooperación, financiado por la cooperación española y catalana (AECID-ACCD), con la Universidad Mayor de San Simón de Cochabamba, a través del investigador y Prof. Faustino Torrico, y el Plan Nacional contra el Chagas (Bolivia), para intercambiar modelos de gestión, promover proyectos de investigación y compartir grupos de trabajo. A través de esta plataforma, estratégicamente localizada, DNDi pretende impulsar proyectos de investigación encaminados al desarrollo de tratamientos nuevos y eficaces en el ámbito de esta patología. Inicialmente, DNDi tiene previsto aportar financiación para la realización de un ensayo clínico en fase IIa con la molécula E-1442, un profármaco de ravuconazol (un producto eficaz contra los hongos -antifúngico- que se activa al metabolizarse en el organismo). La primera fase de este estudio se desarrollará en Bolivia, y en la segunda, de carácter multicéntrico, participarán entre otros el Hospital Clínic de Barcelona.

El director del CRESIB, el Dr. Pedro L. Alonso, afirma que: “DNDi y CRESIB comparten un interés común por proporcionar tratamientos asequibles y sostenibles para enfermedades olvidadas, como la Enfermedad de Chagas. Nuestra colaboración generará alternativas innovadoras para facilitar nuevos tratamientos y nuevas herramientas diagnósticas. ”

Por su parte, Bernard Pécoul, Director Ejecutivo de DNDi indica que: “Han pasado más de 100 años desde el descubrimiento de la enfermedad de Chagas, sin embargo, aún continua siendo una de las enfermedades más olvidadas, a la que se ha destinado una muy pequeña inversión en investigación y desarrollo. Esta colaboración representa una gran oportunidad para sumar los esfuerzos de ambas partes y alcanzar así, más rápidamente, un progreso internacionalmente significativo en la investigación clínica y farmacológica”.

Sobre DNDi (www.dndi.org)

Drugs for Neglected Diseases initiative (DNDi) es una organización sin ánimo de lucro, un modelo alternativo de investigación y desarrollo de nuevos fármacos para el tratamiento de las llamadas enfermedades olvidadas. Nacida en el año 2003, es fruto de la unión estratégica de siete organizaciones internacionales (5 instituciones públicas: la Fundación Oswaldo Cruz de Brasil, el Consejo de Investigación Médica de India, el Instituto de Investigación Médica de Kenia, el Ministerio de Salud de Malasia y el Instituto Pasteur de Francia; una organización humanitaria: Médicos Sin Fronteras (MSF); y la organización internacional de investigación UNDP/Banco Mundial/Programa Especial de la OMS para la Investigación y Formación en Enfermedades Tropicales (TDR), que actúa como observador permanente de esta iniciativa).

DNDi pretende cubrir las lagunas existentes en la I+D de medicamentos esenciales, poniendo en marcha y coordinando proyectos en este ámbito, en colaboración con la comunidad científica internacional, el sector público, la industria farmacéutica y otros socios de interés. DNDi, basado en Ginebra, cuenta con un equipo permanente de 30 investigadores científicos, además de otros profesionales, y actualmente está desarrollando nuevos tratamientos para la malaria, la leishmaniasis visceral, la enfermedad del sueño y la Enfermedad de Chagas.

DNDi posee la cartera de I+D más amplia en enfermedades parasitarias. Desde 2007 ha desarrollado tres productos, dos antimaláricos a dosis fijas “ASAQ” y “ASMQ”, y un tratamiento de combinación para el estado avanzado de la enfermedad del sueño “NECT” (una terapia de combinación con nifurtimox-eflormitina). En el desarrollo de fármacos para la enfermedad de Chagas, se incluye una formulación pediátrica de benznidazol y el E1224, profármaco de ravuconazol, así como nuevas y prometedoras combinaciones de fármacos.

Sobre el CRESIB (www.cresib.cat)

El Centro de Investigación en Salud Internacional de Barcelona CRESIB (Hospital Clínic-Universitat de Barcelona), es un instituto de investigación en salud global desarrollado por instituciones líderes del ámbito académico y de investigación en biomedicina de Barcelona: Hospital Clínic, Universitat de Barcelona e IDIBAPS que, junto con la Generalitat de Cataluña, pretende dar respuesta a los nuevos retos de salud internacional del siglo XXI.

La misión del CRESIB es llevar a cabo investigación internacionalmente relevante para mejorar la salud de las personas que viven o migran de áreas del mundo con recursos limitados.

El CRESIB desarrolla su actividad en torno a cuatro ejes: investigación de  enfermedades relacionadas con la pobreza y los flujos migratorios, formación-capacitación (desarrolla programas de formación propios y en colaboración con otras instituciones), cooperación y asistencia técnica y sanitaria (con América Central y del Sur, el Magreb, África subsahariana, Asia y Oceanía), y plataformas de investigación (Mozambique: Centre de Investigaçao em Saúde de Manhiça, CISM-Fundaçao Manhiça., Marruecos: Ministerio de Salud, Programa Materno Infantil, y en Bolivia: Universidad Mayor de San Simón, Ministerio de Salud, Programa Nacional de Chagas).

El CRESIB formalizó el pasado año, a través de la Fundació Clínic per a la Recerca Biomédica, la plataforma asistencial, de formación y de investigación con la Universidad Mayor de San Simón de Cochabamba. Con la creación de este nuevo centro, que se enmarca en  las directrices del Plan Nacional de Control de Chagas del Ministerio de Salud de Bolivia, se contribuye de manera relevante a consolidar una acción de salud pública que afecta a ambas regiones del planeta y que responde a problemas endémicos en el caso de Bolivia y a nuevos retos sanitarios en Cataluña y España.

Sobre la Fundació Clínic per a la Recerca Biomédica

La Fundació Clínic per a la Recerca Biomèdica (FCRB) gestiona la infraestructura administrativa de apoyo a la investigación del Hospital Clínic de Barcelona, del Instituto de Investigaciones Biomédicas Agustí Pi i Sunyer (IDIBAPS) y del CRESIB.

Desde 1989, la FCRB promueve la investigación y docencia relacionadas con las ciencias de la salud. Además de dar apoyo administrativo a la investigación, toma parte en la recaudación de recursos y en la promoción de la investigación en biomedicina. Desde la Fundación también se impulsan actividades de formación especializada y se vela por el cumplimiento de los códigos éticos del sector y la aplicación de los principios deontológicos.

Las actividades de cooperación del CRESIB se desarrollan a través de esta Fundación, que ha tenido un papel fundamental en la creación y desarrollo tanto de la plataforma de Chagas, en Bolivia, como de otras entre las que se incluye la creación y desarrollo del CISM, en Mozambique y la Fundaçao Manhiça, constituida recientemente para la gestión de este centro. Igualmente es destacable el papel de la FCRB en el Programa de Fortalecimiento de las estrategias nacionales de salud materno-infantil, investigación en salud y formación de especialistas en Marruecos.

Comparte esta entrada

  • Delicious
  • Facebook
  • Twitter
  • email
  • LinkedIn
  • StumbleUpon

    Los comentarios están cerrados.