viernes, 27 de febrero de 2009

La mortalidad ligada al síndrome de distrés respiratorio agudo no ha bajado en 15 años

Les tècniques de ventilació mecànica han avançat notablement en els darrers anys

Las técnicas de ventilación mecánica han avanzado de forma notable en los últimos años. Aún así, contrariamente a lo que pensaba la comunidad médica, en el síndrome de distrés respiratorio agudo (SDRA) la mortalidad no ha disminuido.

Así lo demuestra un estudio internacional publicado en el American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine (AJRCCM). La mortalidad asociada al SDRA no ha disminuido desde el año 1994, momento en qué se revisó y consensuó la definición de la enfermedad. La investigación ha sido co-liderada por el Dr. Joan Ramon Badia, del Hospital Clínic de Barcelona-IDIBAPS-CIBERES, y también han participado investigadores del Canadá, Australia, Reino Unido y Singapur. Este trabajo se llevó a cabo durante el año de permiso de ampliación de estudios que pasó el Dr. Badia en la división de Critical Care Medicine de la Universidad de Toronto.

La SDRA es una afección pulmonar que dificulta la llegada de oxígeno al torrente sanguíneo. Está causada por una lesión en el pulmón que hace que se acumulen líquido y mediadores inflamatorios y que disminuya su capacidad para expandirse. Esta patología se asocia a una mortalidad próxima al 40% y tiene una incidencia significativa entre los enfermos admitidos en las UCIs.

Durante los últimos años la impresión general de la comunidad científica y de cuidados intensivos ha sido que los adelantos en ventilación mecánica y el conocimiento sobre enfermedad se estaban traduciendo en una disminución de la mortalidad que comporta. El estudio presenta una revisión sistemática de la mortalidad de la SDRA entre 1985 y 2006, con un tratamiento estadístico de los datos mediante estudios de metaregresión.

El análisis de los datos aporta una evidencia sólida, y a la vez generadora de controversia, que indica que la mortalidad debida a esta patología no ha presentado ninguna disminución en los últimos años pese a los aparentes adelantos mencionados. A la vez, muestra que la mortalidad es muy inferior en pacientes muy seleccionados incluidos en estudios aleatorizados, comparada con la mortalidad que se registra en series prospectivas de casos sin criterios de exclusión.

Los resultados plantean dudas de la eficacia en el mundo real de intervenciones evaluadas con poblaciones muy seleccionadas y, a la vez, sobre el ritmo de implementación de los nuevos conocimientos a la práctica clínica. Los investigadores, pues, ponen de manifiesto la necesitado de profundizar en el conocimiento de este síndrome puesto que, aún habiendo mejorado las medidas de apoyo vital, todavía no se dispone de ningún tratamiento etiológico eficaz.

Comparte esta entrada

  • Delicious
  • Facebook
  • Twitter
  • email
  • LinkedIn
  • StumbleUpon

    Los comentarios están cerrados.