viernes, 13 de febrero de 2009

La cirugía guiada de precisión se consolida como técnica para localizar el ganglio centinela en cáncer

La cirurgia oncològica guiada es consolida com a tècnica

La técnica se utiliza en el hospital Clínic de Barcelona sobre todo para cáncer de mama pero también para el melanoma, gastrointestinal, en urología o en cánceres ginecológicos como el de vulva o el de cérvix.

La cirugía radioguiada de la última década se basa en la combinación de una imagen previa y la detección intraoperatoria mediante una sonda de rayos gamma. En los últimos años han aparecido nuevos dispositivos de imagen como el SPECT-CT (fusión de imágenes tomogammagráficas con la TAC) y gammacámaras portátiles que añaden nueva información a los estudios habituales y que significan un salto cuantitativo en las técnicas de cirugía radioguiada. La utilización de estas nuevas tecnologías genera estudios de más calidad y también complejidad, lo cual plantea nuevas estrategias y protocolos asistenciales.

Además de las patologías más habituales como la mama, el melanoma y los procesos ginecológicos, plantearemos también la utilidad de estas técnicas en tumores gastrointestinales y urológicos. En el curso “Cirugía oncológica guiada por la imagen en el año 2009, organizado hoy en el Hospital Clínic de Barcelona por Aula Clínic, se llevará a cabo también la presentación oficial de los Consensos de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) sobre la implementación del ganglio centinela en los cánceres ginecológicos y mamarios para que los centros adscritos a esta Sociedad tengan patrones de actuación comunes.

El cáncer de mama, el más frecuente en las mujeres[1], afecta a una de cada 10 españolas (1 de cada 7 mujeres en los Estados Unidos). Su tratamiento integral implica la colaboración de distintos especialistas médicos. El trabajo coordinado de todos los miembros de la Unidad de Patología de la Mama del Hospital Clínic de Barcelona es decisivo para la curación de cada paciente.

Desde su aparición y primeras publicaciones, a principios de los años 90 del pasado siglo, la técnica de detección del ganglio centinela (Sentinel node mapping, Sentinel node biopsy)  ha revolucionado el tratamiento del cáncer de mama, al mejorar significativamente las opciones para un  tratamiento quirúrgico eficaz, paso muy importante en su curación, al identificar con claridad a qué ganglios ha podido extenderse el tumor maligno, y permitir extraerlos, haciendo “cirugía a medida” de cada paciente, frente a la práctica previa, y aún común en muchos centros, de extirpar en bloque todos los ganglios de la axila.

El Dr. Gabriel Zanón, coordinador de la Unidad de Patología de la Mama del Hospital Clínic de Barcelona, informa que un 21% de los tumores malignos se extienden además de la axila a otras regiones anatómicas, de difícil detección por otras técnicas y cuya invasión empeora notablemente el pronóstico de las mujeres afectadas si no se trata a tiempo. Una indicación en que esta técnica es especialmente útil es la detección de la extensión del cáncer a ganglios situados  alrededor de la arteria mamaria interna y a otros de localización atípica como los supraclaviculares, intramamarios o laterocervicales.

El uso de la gamma cámara intraoperatoria Sentinella[2], tecnología original española en que el Hospital Clínic es pionero, facilita de forma muy notable la detección de estos ganglios “difíciles”, y ayuda a asegurar que se han eliminado y analizado todos los ganglios posiblemente afectados

El Dr. Sergi Vidal-Sicart, del Servicio de Medicina Nuclear del Hospital Clinic de Barcelona, experto reconocido internacionalmente, señala en el  editorial del que es co-autor en el número de Noviembre de 2008 de la prestigiosa revista científica European Journal of Nuclear Medicine[3] que  “El uso de SPECT-CT y la mini gamma cámara (Sentinella) proporciona a médicos nucleares y cirujanos información muy útil que mejora la intervención en los pacientes con tumores malignos como el cáncer de mama y el melanoma, así como en pacientes con tumores urológicos y ginecológicos (como cáncer de pene y vulva) y facilita extirpar ganglios centinela ocultos, por vía abierta y laparoscópica. Esta ventaja será aún más importante en tumores de drenaje linfático profundo, como los de la pelvis, abdomen y mediastino, y en menor medida en el cuello”.

El equipo del Hospital Clínic de Barcelona cuenta con una amplia y positiva experiencia en esta técnica, avalada por resultados y numerosas publicaciones, que les han establecido sólidamente entre los centros más respetados de Europa. La cámara Sentinella abre nuevas opciones para un tratamiento aún más eficaz, al permitir, por primera vez, y en tiempo real, VER los tumores y ganglios en el propio quirófano.

En combinación con otras técnicas de Medicina Nuclear como la SPECT-CT, se está convirtiendo, en manos del equipo de la Unidad de Mama del Hospital Clinic, en una herramienta especialmente útil para las lesiones más complejas, donde las técnicas anteriores con sondas aún tienen limitaciones, mejorando el pronóstico de cada vez más pacientes, y la cirugía a medida para cada una de ellas.

Comparte esta entrada

  • Delicious
  • Facebook
  • Twitter
  • email
  • LinkedIn
  • StumbleUpon

    Los comentarios están cerrados.